INICIO

18 abril 2017

DAVID S.WARE Espíritu libre (Birth of a Being & Live in Sant’Anna Arresi)


DAVID S. WARE
Espíritu libre
David S.Ware (New Jersey 1949-2012), heredero de las estirpes del Coltrane ascético y del Rollins más elocuente, vuelve a estar de actualidad gracias al compromiso con la herencia del free jazz de autores negros que realiza el sello AUM Fidelity. Se inicia así una serie a él dedicada con dos publicaciones que tienen el aliciente de mostrarnos su faceta artística en dos épocas alejadas en el tiempo.

Su muerte dejó un silencio incómodo, por inesperado y por la trascendencia y expansión estética que estaba alcanzando su música (baste escuchar sus trabajos como Threads (Thirsty Ear, 2003). Prueba de ello fue hasta Planetary Unknow, pieza testimonial abigarrada y rotunda publicada en 2011, meses antes de su fallecimiento, donde se acompañaba de un cuarteto de "músicos telepáticos", dijo él mismo, amigos cercanos (William Parker, Cooper-Moore, Muhamad Ali) con el que entregaba un trabajo que sonaba a despedida cósmica. Se fue el 18 de octubre de 2012, pocos días antes de su 63 cumpleaños. Partiendo de la sublimación del último Coltrane y del verbo locuaz de Sonny Rollins, quien le enseñó personalmente la técnica de respiración circular en su apartamento en 1966, la evolución espiritual del sonido del saxofonista David S.Ware ha ido adoptando cadencias de color, tensión e intensidad esclarecedoras en la evolución del saxo tenor desde que se diera a conocer en la escena de Boston a finales de los 60. 

David S. Ware, saxofonista caudaloso con un sonido que se perfila en los límites del desbordamiento, pero también de la fragilidad

Posiblemente, su mayor reconocimiento lo obtuvo con la constitución de su cuarteto, sobre todo desde mediados de los 90, antes y justo después de finalizar el siglo XX. Junto a su cuarteto (con William Parker al bajo, Guillermo E. Brown a la batería y Matthew Shipp al piano), grupo dotado de un magisterio único a la hora de equilibrar tensión y lirismo, nervio y delicadeza, realizó composiciones que parecían himnos, llevando el legado del histórico cuarteto de Coltrane a una nueva dimensión de plegaria y furia en trabajos como Godspelized (1996) o Surrendered (2000). 


Birth of a being data de 1977 y nos presenta a David S. Ware pletórico de ideas en el que unas frases torrenciales crecen y se distribuyen de manera desbordante, empujando, como los largos soliloquios de Coltrane, el sostén y el diálogo de conjunto. Los esquemas se simplifican a la vez que se expanden a trío sin bajo, haciendo del directo una experiencia más abierta y también más física, con unos desarrollos hirientes que provocan un sonido descarnado y rotundo en su emanación. Este concierto con Cooper Moore (piano aliado desde los tiempos de estudio en Boston) y Marc Edwards (batería), disco previamente registrado en Hat Art, alumbra y refuerza un sendero poco señalizado o diluido en el tiempo sobre la herencia del free jazz de la década de los 70. Cástico y pleno.

Distanciamiento y místicismo de la gran música negra. Heredero de la energía de John Coltrane y del verbo de Sonny Rollins

Live in Sant’Anna Arresi (2005) es en directo como el anterior pero esta vez a dúo con el pianista Matthew Shipp, quien fuera miembro de su cuarteto durante 17 años. En esa época Shipp ya había entregado trabajos en solitario como Songs (2001) en el que recreaba un  inusual repertorio que más bien parecía un oratorio de blues y espirituales del sur desde una perspectiva en la no prescindía de una respiración monumental y de su singular construcción atonal. Aquí la proverbial tensión abrasiva del tenor está atenuada e iluminada por el credo de los espirituales. Las manos de Matthew Shipp apuntalan los acordes, subrayan y esculpen sonidos como si una pieza de orfebrería barroca, con su puntillismo atonal, fuera trasladada al Mississippi. El encuentro con el pianista Matthew Shipp (nos recuerda otro más reciente con el alto saxofonista de este sello Darius Jones en Cosmic Lieder) discurre por la energía que desprende una plegaria y las esencias que emanan del blues, pero también desde la construcción disonante.


El encuentro con el pianista Matthew Shipp discurre por la energía de una plegaria y las esencias que emanan del blues, pero también desde la construcción disonante

David S Ware, saxofonista caudaloso y denso, con un sonido que se perfila en los límites del desbordamiento, pero también capaz de volverse frágil y emotivo, siempre intenso y profundo. Una voz y un espíritu libres.





No hay comentarios:

Publicar un comentario